ALBISTEAK

Los más jóvenes destacan en el pase a cuartos en el Dinastia Etxabe

Octavos Dinastia Etxabe Zumaia

Se dirimieron los dos partidos que quedaban de la ronda de octavos de final en categoría sub 23 en el Dinastia Etxabe de Zumaia durante la noche del lunes. 

Calendario

Los jóvenes son mucho más sólidos

En el primer partido, el pelotari local Oier Larrañaga del club Lapke entró a última hora ya que Jorge Fernández se levantó con fiebre y no pudo entrar en acción. Junto a Javier Cuairan de Erreka sucumbieron por 22-13 ante la joven pareja formada por Beñat Zubizarreta de Lapke y Unai Albeniz de Aurrera Tolosa. Fueron muchos tantos de diferencia lo que obtuvieron los guipuzcoanos yéndose en el marcador hasta un 11-4 o 16-5 marchándose desde el comienzo con un 7-1.

Se presenció la versión no tan buena del zaguero de Cortes que falló mucha pelota. Delante tenían a una pareja que apenas falla y que únicamente los tantos que les otorgaron fueron los tres fallos de un Albeniz que se mostró sólido aguantando desde la zaga, pero gozando también con su mano derecha. Zubizarreta, jugó muy práctico y con la inteligencia que le caracteriza. Bien a la hora de definir finalizando con siete tantos. Larrañaga, por su parte, se encontró con un papel muy complicado de asumir pero dentro de lo que cabe, Oier pudo hacer un buen partido demostrando esa peligrosa izquierda que dispone con el bello gancho. La situación no fue sencilla y no pudieron en ningún momento poner en apuros a Beñat y Unai. La diferencia, en las 14 pelotas perdidas por parte de colorados ante las tres de los azules.

Partido de tensión

Ekhi Irribarria de Lapke e Imanol Odriozola de Eple lograron el pase a los cuartos de final al doblegar por 22-19 a Gaizka Carregal de Adiskide y Eñaut Lizeaga de Mundarro. Encuentro muy competido desde el comienzo aunque con la dupla guipuzcoana llegando a tener hasta la máxima de seis tantos de diferencia con un 16-10 aunque recibieron la respuesta empatando a 16 y con un desenlace muy ajustado. Gaizka y Ekain llegaron a colocarse 18-17 por delante pero tras el 19-19, los tres próximos tantos fueron para Ekhi e Imanol.

Fue el hermano menor de los Irribarria quién se echó a la espalda la pareja azul. Se le notó con mucha viveza a la hora de mover la pelota. Bien a la hora de defender y atacando también mostró ideas. Tuvo que lidiar con un compañero que pegó buenos pelotazos pero que también erró hasta 10 pelotas. Lizeaga, por su parte, estuvo firme pero sin poder romper el tanto en la zaga. Carregal, sin embargo, hizo muy buen trabajo en defensa, pero una de las claves fue que perdonó hasta cinco pelotas a la hora de atacar. Arrancó siendo más conservador pero cuando el partido cogió ritmo lo intentó queriendo ser quién liderara el partido. Buena actitud pero delante tuvo a otro delantero que hizo un partido muy bueno pese a la corta edad de 17 años.

Los octavos de final están dirimidos en el Dinastia Etxabe de Zumaia y ya a partir del jueves comenzará la próxima ronda con la integración de la competición juvenil.

Sobre el autor

Ander Millan

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario