IRITZIA

Gracias Baiko, todo un detalle

El 29 de mayo de 2022 celebramos que Unai Laso ha conquistado su primera txapela como pelotari profesional al coronarse como campeón manomanista en el frontón Navarra Arena de Iruñea. 

Tenía muchas ganas de poder escribir un artículo al respecto. No sabía cuando iba a ser el momento pero era consciente de que iba a ser más pronto que tarde. El día que todos celebramos la txapela de Laso, ese pelotari que hace un año no se encontraba en las filas del nivel más alto de la pelota a mano. Leí por algún comentario en redes que justamente un año se encontraba jugando el torneo de Irurtzun.

Todos recordamos lo que sucedió con el caso de Laso que es igual que el de Jon Mariezkurrena u otros pelotaris como Josu Eskiroz y Víctor Esteban. Para los que todavía no sepáis que ocurrió os lo cuento de manera muy breve. Baiko, no quiso renovar a Laso durante el 2020 y por tanto no iba a continuar en la mano profesional. Su andadura había finalizado. Entre otras cosas, pero esta una de las principales, se hizo una huelga de los pelotaris de la empresa que finalmente tuvo su consecuencia para que estos pelotaris pudieran ser readmitidos.

En esta nota de opinión, quiero dar las gracias a la empresa Baiko. Sí, quizás os extrañe pero les quiero dar las gracias. Su movimiento fue tan deleznable y de tan poca visión a un futuro próximo, que un deportista que ya venía con una gran trayectoria pero que todavía no estaba cómo uno de los mejores, tuvo que pasar momentos muy malos, y hacerse muy fuerte sobre todo a nivel mental. Pasar nuevamente, por el competido mundo aficionado de la pelota mano y regresar. No fue el mismo Laso el que se fue con el que ha regresado ya que lo hizo realizando una auténtica exhibición ante Jon Ander Peña en el cuatro y medio de San Fermín. Esta vida es crecer a base de golpes y este fue uno de los más grandes para el de Bizkarreta.

Solo Unai y los de su alrededor saben lo que tuvo que pasar para ‘no dejar la pelota’. Con lo cual argumento que la decisión de Baiko fue muy buena ya que han ayudado a que el que regresara nuevamente a la andadura profesional, fuera la super estrella Laso. Ese pelotari que parece luchará con Jokin Altuna por las próximas txapelas y que pueda ya considerarse como la gran rivalidad para los próximos lustros.

Evidentemente si las empresas profesionales no estuvieran controladas como un monopolio y alguien ‘externo’ pudiera echar mano de sus decisiones, varias personas debían de haber salido por patas tras la decisión de que Laso en 2020 tenía que marcharse de la empresa. Ahora, curiosamente es la estrella que les va a dar de comer. Ese pelotari que los niños idolatrarán y que después de cinco años de que Oinatz Bengoetxea les diera la última txapela en un lejano 2017, la entidad bilbaína lo ha conseguido nuevamente frenando la racha de la empresa Aspe. Por tanto, gracias por todo Baiko, ha sido un detalle.

Tags

Sobre el autor

Ander Millan

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario