Uncategorized

Erik Jaka se corona como campeón manomanista



Foto: Aspe

Erik Jaka salió campeón manomanista en este atípico 2020 al poder derrotar a Jokin Altuna por 22-20 en el frontón Bizkaia de Bilbo. 

Llegaba la preciada final manomanista, en una situación atípica y sin que los esbozos que suelen tener caliente el ambiente, se pudieran escuchar. Dos buenos amigos se topaban en uno de los partidos más trascendentes de sus respectivas carreras deportivas.

Inicio sublime de Jaka que comenzó moviéndose muy bien y dominando. Se situó con un 5-0 sabiendo manejar los tempos y postulándose ofensivo aprovechando su primer golpe. Jokin pudo emerger y fue metiéndose mejor en el partido, pero sin todavía gozar de aquella postura táctica que ya estaba ofreciendo el de Lizartza. También tuvo algún que otro error que no suele tener por pelotazos que no tocaban en ese momento.

Realizado el 6-9, Jokin jugó uno de los mejores tantos hasta el momento, retrasando la pelota y buscando pared para incomodar a su oponente. De ahí llegó el grito de guerra por parte de Altuna y Erik optó por pedir su primer descanso.

Altuna tuvo otro fallo en querer jugar una dejada del txoko al ancho y sin tener todas consigo mientras Jaka estaba rindiendo a buen nivel, llegaron al primer descanso obligatorio con una diferencia importante de 12-7 a favor del pelotari de Lizartza.

La sensación de Jaka cada vez era más implacable. Mentalmente se le veía muy entero y se acercó hasta el 16-7 poniendo en buen rumbo el camino de poder obtener su primera txapela manomanista. Jokin, por su parte, continuaba sin estar del todo cómodo sin saber especificamente a qué jugar.

Con 17-10, Jokin logró coger el saque y poco a poco fue clarificando su juego. Comenzó a forzar jugando en la zaga queriendo trabajar más los tantos y forzando a Erik a tener que dar siempre una pelota más en busca de destruir aquella velocidad que estaba imprimiendo. Con el 13-17 Jaka quiso sentarse teniendo dos  tantos antes una grandiosa opción de poder marcharse al 18 tras engañar a Jokin y querer jugarse una dejada muy clara que se le fue al colchón.

El partido había cambiado bastante y Altuna estaba sabiendo jugar con mayor licencia pero otro fallo de precisión en querer jugar una dejada cuando no tocaba, le dio la opción a su oponente de ponerse a liderar el tanto y finalizar para ponerse 18-14 junto al poder de ser el privilegiado de poner la pelota en juego.

Sin temblarle los brazos Erik quiso ir al ataque y logró dos tantos de mayor categoría con su ofensivo juego. Con el saque también hizo daño y se situó con 21-14. Jokin, no obstante, no dijo su última palabra y con un dos paredes volvió a coger el saque sacando una nueva pelota a escena. Le hizo cuatro tantos de saque, para que después se llevara un tanto para colocarse con 20-21 mientras Jaka estaba con todas las dudas que no tuvo en el transcurso de toda la cita. Por ello, pidió el último descanso que le quedaba.

No realizó un buen saque, y Erik con un bonito sotamano se puso a liderar el tanto, y con una parada en el txoko consiguió sacar adelante el partido y alzar su primer campeonato manomanista.

Sobre el autor

Ander Millan

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario