CUATRO Y MEDIO 2020

Altuna reacciona para volver a ser Altuna



altuna elezkano cuatro medio bilbo
Por quinto año consecutivo, Jokin Altuna estará en las semifinales del cuatro y medio. Foto: Aspe

Jokin Altuna certificó por quinta vez consecutiva su pase a las semifinales del campeonato del Cuatro y Medio al derrotar a Danel Elezkano por 22-14 en el frontón Bizkaia de Bilbo. 

Poco después del semejante palo que se pudo llevar Altuna en la final del campeonato manomanista, y el estar bastante lejos de su mejor versión la pasada semana en un partido por parejas, el de Amezketa volvía a un nuevo campeonato. A un escenario que se le ha dado muy bien en los últimos años ya que ha estado en las últimas cuatro finales con un balance de una txapela y tres subcampeonatos.

Inicio de Jokin con poca reacción

El inicio de Altuna no fue del todo bueno ya que no estaba consiguiendo dañar con sus pelotazos. Elezkano, por su parte intentando ser agresivo, logró abrir hueco hasta un 6-1 donde Jokin, quiso parar el encuentro. En uno de aquellos tantos, el guipuzcoano pegó un grito en busca de desquitarse de la presión y en busca de que su cuerpo pudiera a reaccionar dentro de la cancha de Bilbo.

Altuna comienza a ser Altuna

Poco a poco las cosas fueron saliendo para Jokin y del 1-9, se fue al 5-9 para que Danel como buen sufridor supo frenar la racha. El estado corporal por parte del de Amezketa era prácticamente opuesto al de minutos anteriores y se percibía que se iba desquitando.

Llegó a empatar a 9, pero tras un elegante gancho de Danel adelantándose a un pelotazo de Altuna en busca de la pared, le dio el saque, para después con una parada en el txoko, cuajar el 11-9. Sin embargo, era el Jokin de siempre quién estaba ya sobre el frontón Bizkaia, y sus gestos le delataban que estaba muy metido y con el 12-11 se puso por delante en el primer descanso obligatorio.

La dinámica de Altuna más que positiva

La dinámica cada vez era más positiva para el pelotari que buscaba por quinto año consecutivo estar en las semifinales del cuatro y medio a sus 24 años de edad. Tenía a su oponente bailando por todos los recovecos de la jaula, y sabiendo en que momento cuajar e ir a por la definición. Con el 16-12, Elezkano después de bastante tiempo luchó atacando y pudo obtener el primer golpe, pero no le duró mucho ya que un pedazo tanto del de Amezketa desde el txoko al ancho en movimiento, le llevó al 17-13.

El encuentro fue captando un tono en pista ya que Altuna no perdió la concentración y Elezkano se estaba viendo incapaz de poder frenar a una de las mejores versiones de su oponente. El Jokin del inicio al del desenlace estaba a años luz de diferencia. Con muy buenas sensaciones, se medirá con Oinatz Bengoetxea la próxima semana reditando la final que disputaron durante 2016 con triunfo del leizarra por 22-21.

Sobre el autor

Ander Millan

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario