NOTICIAS

Altuna gana su cuarto San Fermín en una carrera de fondo

altuna cuarto san fermín
Foto: eitb.eus

Jokin Altuna revalidó su corona en el torneo del cuatro y medio de San Fermín al poder ganar a Jon Ander Peña en el Nafarroa Arena de Iruñea por 22-21. 

Siendo la primera vez que se disputaba la final del cuatro y medio de San Fermín en el Nafarroa Arena, Jokin Altuna volvió a instaurar su nombre en el palmarés. Es su cuarta txapela en este torneo después de sus títulos en el 2019 ante Iñaki Artola, en el 2021 contra Unai Laso, en el 2023 ante Erik Jaka y este año contra Jon Ander Peña.

El tolosarra ha estado demostrando el paso adelante que ha dado y ha estado a punto de poder ganar al dominador de la mano profesional durante los últimos años. Después de marchar todo el encuentro por delante, el de Amezketa consiguió llevarse el triunfo.

Peña arrancó de manera agresiva queriendo imponer ese juego. Se encontró con el sprint de Altuna para restar de volea con el que con un dos paredes logró un resto directo de muchísimo mérito. Sin embargo, la sensación era mucho mejor para el tolosarra. Era quien dominaba durante la mayor parte de los tantos la mitad de la cancha. Buscaba tantos cortos con esa zurda tan impactante pero Jokin también buscaba tener sus opciones. Era consciente de que tenía que sufrir bastante ya que tenía un oponente muy ofensivo delante pero también quería aprovechar sus oportunidades.

La distancia era para Jon Ander pero sin conseguir una clara diferencia para poder certificar la gran labor que estaba realizando. A medida que los tantos proseguían, las pelotas se iban gastando y los tantos iban cogiendo mayor dureza. Esa dinámica estaba favoreciendo más a Altuna, al poder alargarse más los tantos y desgastar más al oponente. Sin embargo, ese paso importante que ha dado Peña se encuentra en el lado defensivo, y hubo tantos que podían ser claves donde teniendo que correr detrás de la pelota fueron resueltos por él.

Delante tenía a un auténtico tiburón de la competición. Un pelotari que sabe sufrir y que dentro de este torneo también ha tenido que afrontar este tipo de momentos. Poco a poco, la sensación fue siendo favorable para sus intereses. Pudo coger la mitad de la cancha y se veía a un Jon Ander más desgastado. Esa velocidad de Peña donde con el saque también había podido aprovechar momentos importantes durante la primera parte se iba apagando.

Altuna pudo igualar en ese desenlace y parecía que el control era absoluto. Algo que Jokin suele realizar es que durante esos últimos tantos caen hacia él dentro de todos los aspectos. Aun así, Peña no estaba para tirar la toalla y quiso dejarlo todo en la cancha. Sacó fuerzas de flaqueza para querer apretar y encontrar tantos importantísimos donde después de bastante tiempo supo definir siendo él el que mantenía la mitad de la cancha. Hizo a Jokin marchar de un lado a otro para finalmente encontrar el remate final.

Fue él el que se situó con el 21-20 pero Altuna supo sufrir y se mantuvo entero viendo que su oponente no estaba para regalar nada. Supo poner una pelota más en el frontis en esos últimos dos tantos que pudieron estar llenos de tensión, pero la resolución fue favorable al de Amezketa mediante definiciones. Por ello, para conseguir esta cuarta txapela, necesitó de una carrera de fondo donde tuvo que estar mucho tiempo a merced del oponente pero sin nunca despegarse del electrónico. A nivel psicológico mostró su entereza y dejó a Peña con la miel en los labios donde después de jugar durante mucho tiempo a un nivel muy alto, tuvo que sucumbir.

Sobre el autor

Ander Millan

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario